¿Por qué perfumes de buena calidad cuestan mucho dinero?

Picodi

Aunque un frasco de perfume puede costar cientos de euros, el coste de producción es mucho más bajo. Todo eso es muy sospechoso… ¡Lee y entérate por lo que realmente pagas!

No solemos pensar en el precio de los perfumes. Estamos acostumbrados a que los mejores tienen un precio elevado y de vez en cuando nos permitimos el lujo de comprarnos un capricho aromático. ¡Al fin y al cabo nos lo merecemos!

Analizamos un frasco de perfume francés a un precio de 54,95 euros con el fin de comprobar por lo que realmente pagamos en perfumerías. ¿Se puede decir con toda la certeza que esta fragancia de 50 ml vale tanto dinero? ¿O quizá detrás del precio muy alto se esconden los trucos deshonestos de los productores?

¿Por qué perfumes de buena calidad cuestan mucho dinero?

La química en vez de aromas naturales.

El viaje de nuestros perfumes hacia los expositores empieza en una fábrica de Francia. Si las palabras “fábrica de perfumes” os traen a la mente una imagen de los expertos en aromas que mezclan pacientemente los elementos naturales para obtener algo perfecto tenemos que deciros que es todo lo contrario.

A pesar de que los productores de perfumes se jactan de usar recetas basadas en ingredientes de alta calidad, el jazmín que se recoge al amanecer o las rosas que florecen solamente en mayo se cambian por sustitutos sintéticos. A continuación hay que añadir que no cuestan mucho lo que permite rebajar el coste de la producción masiva. Si gastamos 54,95 euros en un frasco, a la fragancia le cuesta solo 1 euro!

El envase es más caro que el contenido.

Es curioso que el envase, es decir, lo que nos entra por los ojos sea seis veces más caro que el mismo aroma. Las empresas compiten continuamente – gana el que se le ocurran formas y modelos más creativos de frascos de perfumes, tarea que a menudo la encargan a los artistas significantes. De esta manera quieren llamar nuestra atención y hacer que elijamos su fragancia entre otras que están en exceso en perfumerías.

Algunos perfumes a menudo los asociamos con su envase. Basta con mencionar el famoso Chanel No. 5 cuyo frasco elegante es igual de clásico que el mismo aroma. La fabricación y venta de los perfumes es un juego de marketing que influye en todos nuestros sentidos.

El que huele dinero, huele mejor.

Para entregar los perfumes a los distribuidores y vendedores, es necesario organizar un transporte seguro. Su coste es de 15 céntimos lo que corresponde al 0,2% del precio total de nuestro frasco.

Su precio total incluye también el IVA de 21% (lo que constituye 17,4% del precio final) y el margen del productor y la tienda. Los almacenistas cobran casi 50% de este precio, pero hay que tener en cuenta que no es una ganancia pura puesto que hay facturas y salarios que tienen que pagar. Es lógico que el propietario de una tienda no se enriquece tanto como se podría imaginar.

También debemos mencionar al productor y sus beneficios. 10 euros de cada frasco de perfumes van a su bolsillo. ¡Pero no directamente! Recuerda que tiene que cubrir con esta cuota los gastos relacionados con la fabricación y venta de sus productos. Una parte significante de la cuota ya mencionada (el 8%) está destinada a las acciones de marketing. Y esto nos lleva a una conclusión: los anuncios publicitarios de nuestra marca preferida nos salen 8 veces más caro que sus perfumes.

2 euros para Beyoncé

Aunque parezca extraño la máquina de marketing tiene que hacer de todo para que los clientes empiecen a identificarse con una marca concreta y no con una empresa competitiva. Por lo tanto no es ningún secreto que la mayoría de nosotros compre perfumes para sentirse mejor consigo mismo u oler como un famoso que aparece en anuncios publicitarios en la tele, una valla o revista.

Por cierto, los famosos p.ej. Beyonce, Rihanna o Jennifer López reciben una buena parte de dinero que invertimos en nuevo frasco de perfumes. Se trata, por supuesto, del canon de licencia que en nuestro caso es de 3,4% del precio total.

En definitiva, ¿qué pueden hacer los amantes de los perfumes con esta situación muy sorprendente? Al parecer ¡pueden pagar todavía más! Según los especialistas son los perfumes más caros que se caracterizan por la calidad muy alta y durabilidad en la piel. Lamentablemente, debemos admitir que hay muy pocas personas capacitadas para diferenciar las aromas naturales de sus sustitutos artificiales. Entonces ¿vale la pena pagar de más?

¿Por qué perfumes de buena calidad cuestan mucho dinero?

La información proporcionada se basó, entre otros, en los informes de fabricantes, ofertas de operadores internacionales y los datos de sitios web de la industria. Por supuesto, estos no son datos que reflejen con precisión la realidad, sino sólo los números aproximados que hemos usado para presentar un precio de productos en cada etapa de su viaje entre la fábrica y la tienda. Pocas compañías comparten detalles sobre los costos de fabricar y distribuir sus productos. Analizando sus precios, queremos fomentar el debate y, sobre todo, animar a los clientes a comprar de forma consciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *